Juan José Pérez: Venezuela está viviendo un “efecto delfín” - Laclé en Línea

Últimas Noticias

lunes, 11 de abril de 2022

Juan José Pérez: Venezuela está viviendo un “efecto delfín”

El economista y profesor de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA) asegura que la Venezuela petrolera es cosa del pasado, "se debe establecer una sola moneda. Un bolívar, un dólar". 

Juan José Pérez (derecha) entrevistado por Andrés Cañizales.

Pérez propone que el Estado y los sectores privados deben apostar por desarrollar otros sectores donde hay suficientes herramientas para explotar y así se genere una cultura social que permita prosperidad y sobre todo el cumplimiento cabal de las leyes. 

El especialista informó que en la actualidad Venezuela está viviendo un “efecto delfín” como él mismo lo definió. Usa la metáfora para indicar que el país pasa por un momento donde el animal está saltando fuera del agua, mostrando vigorosidad, pero no se sabe cuándo caerá, ni se sumergirá, ni volverá a las profundidades del mar.

“El tiempo que dure (la economía) en la profundidad va a depender de las políticas que se desplieguen, de las respuestas que dé el sector privado y unos eventos bastante azarosos que corresponden al contexto internacional”, puntualizó.

Precisamente en ese despliegue político económico que dice Pérez es donde se deben colocar las fichas para una posible recuperación económica que no sea de supervivencia si no de sustentabilidad. Detalla que además de la flexibilización de controles gubernamentales, las miradas se deben enfocar en explotar en el turismo, una política de recaudación tributaria rígida, el aprovechamiento del parque industrial ocioso y la petroquímica.

"La mata productora de combustibles se secó, ahora hay que apostar al turismo, impuestos y la petroquímica”.

El economista Pérez participó en el programa de Medianálisis  “Perspectiva País ¿Qué esperar del 2022?”, edición moderada por el periodista Andrés Cañizález. Allí abordó el tema económico, la dolarización que vive el país, las leyes de tributos recientes y las acciones que se deben tomar para que el “Venezuela se está arreglando” deje de ser una narrativa efímera.

“El modo de vida basado en el petróleo se acabó. Subsistirá en el tiempo, pero la producción actual que se saca de la faja del Orinoco es más costosa. La fiesta petrolera venezolana falleció. Es hora de andar en otro camino con la posibilidad de que la economía mejore, pero esto no será fácil, porque no tenemos experiencia, no sabemos manejar en ese camino y no sabemos qué políticas gubernamentales se implementarán”, declaró.

Cuando detalla sobre estos elementos que podrían estimular la recuperación, se basa en que cada una de estas actividades cuenta con las herramientas necesarias para dar dividendos y donde pueden congeniar tanto el sector público como el privado.

“Son mercados interesantes y viables donde Venezuela puede desarrollar y convertirse en protagonista en esta era postpetrolera. Por ejemplo, en el país hay un parque industrial ocioso y la petroquímica que pueden ser un proyecto que sirva de salvavidas porque tenemos todas las estructuras. Otro punto neurálgico para recuperar la economía es la recuperación del sueldo. Un salario digno debe estar acorde a una canasta alimentaria. Por lo menos que la gente pueda comer y acudir al trabajo. El reciente ajuste salarial es tímido, pero hay que saludarlo”, expuso.

Oposición sin iniciativa

En estas perspectivas de cambio que sugiere, el profesor y economista se le consultó por el papel que juega la oposición política venezolana en lo que podría ser la recuperación de finanzas del país y de manera tajante dijo que este grupo, de momento, carece de planes o iniciativas que puedan aportar para una mejoría.

“En todo el espectro político, parten del supuesto que seguimos siendo un país petrolero, pero le queda el síndrome de las personas que son amputadas pues se rascan de algo que ya no existe, les quedó la sensación mental. Entonces todos los que quieren dirigir el país reaccionan del modo diciendo ‘yo pongo a caminar PDVSA’ pero no entienden que eso ya no es ser protagonista porque las actuales condiciones del mercado es que es competitivo basados en costos y precios”, respondió el invitado a una de las preguntas que realizó uno de los participantes de la transmisión que se hizo a través de Facebook y YouTube.

Profundizó que la Venezuela postpetrolera se puede ver en el mercado actual que ya no predomina el mundo basado en PDVSA, sino en los centros comerciales, bodegones, venta de electrodomésticos, entre otros negocios que llevaron al país a vivir del comercio y de las importaciones.

Impuestos de dólares: efectos positivos y otros negativos

Juan José Pérez opinó sobre el pago del Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF) que tanta polémica ha despertado en Venezuela y dijo que esta política tributaria podría tener efectos positivos y negativos para la economía y acotó que los primeros pasos para la aplicación de esta no han sido los mejores.

“En el país no hay dolarización oficial, sino espontánea, y eso nos hace preguntarnos ¿qué porcentaje del país van a pagar ese impuesto? Solo el 25% son los que declaran impuestos, mientras que el gran número de venezolanos, como son informales, amas de casa, trabajadores que no tienen esa cultura, no lo hace. Entonces, para resolver ese problema, esas tasas preferenciales, la ambigüedad… se debe establecer una sola moneda. Un bolívar, un dólar”, enfatizó.

También insistió en que la activación del sector turismo podría ser importante para tener dólares y que no sean retenidos, como actualmente sucede con las personas o empresas que tienen cuentas custodias en bancos nacionales a quienes le fueron suspendidas las transferencias y todo tipo de movimientos.

“La estrategia sobre la suspensión de transferencias entre cuentas en divisas no está claro. Algunos podrían pensar que caímos por inocentes, pero el gobierno entiende que una vez promulga la ley, a un gran sector que guardó su dinero ahí no los puede usar porque el gobierno no les puede cobrar el impuesto. Eso ha creado malestar porque nadie ha hablado de fiscalización, ni dan razones al respecto y eso es delicado”, cerró.


Por Héctor Rodríguez.



No hay comentarios:

Publicar un comentario